La Viuda Alegre

Crítica de La Viuda Alegre de D.W. Nichols

Título: La viuda alegre. Autor: D.W. Nichols. Género: Romántica, histórica, regencia. Número de páginas: 212 Formatos: Digital. Precio: 2’68 €

A veces, encontrar el amor no es suficiente para ser feliz. Harriet Allister lo sabe muy bien. Después de un matrimonio por amor que estuvo plagado de mentiras y sufrimiento, y que terminó con la trágica muerte de su esposo en un accidente, decide  abandonar Inglaterra. En Italia conoce a Pietro Falivene, un aristócrata que la ayuda  a descubrir en su interior a una mujer mundana, frívola y coqueta, con el poder de  volver locos a los hombres.
Pero una carta avisándola de la grave enfermedad que  padece su padre, la impulsa a volver a su país. Mitchell Allister, lord Greencastle, conde de Hortbock, casi no reconoce a su cuñada Harriet cuando se presenta de improviso en su casa de Londres con la intención de quedarse allí para la Temporada. La joven tímida y recatada que se había casado con su hermano Percy se ha convertido en una seductora mujer que consigue que los hombres caigan a sus pies con un simple aleteo de pestañas. Enamorado en secreto de ella desde muchos años atrás, se debate entre el deseo de hacerla suya y el sentido del honor que se lo impide.
Pero Harriet ya no es una muchacha inocente, y cuando el pasado disoluto que creyó abandonar en Italia amenaza con hacerse público en la rígida alta sociedad londinense, ha de tomar una decisión: someterse a la voluntad del chantajista, o pedir ayuda a Mitchell, el hombre del que se está enamorando, arriesgándose a que la desprecie.

 

Opinión personal:

La historia gira alrededor de Harriet, chica de buena cuna que se casó completamente enamorada, sin embargo su marido Percy, aunque encantador, no era muy buen marido, jugador, e irresponsable solo eran algunos de sus múltiples “atributos”, sin embargo lo que a ella mas le dolía era su incapacidad para tener un hijo. Por azares del destino queda viuda y no tan solo devastada por la pérdida de su esposo, si no por su traición, entre todo lo que descubrió hubo algo que la desmoronó por completo, su marido debido a una enfermedad tenía la posibilidad de ser estéril, cosa que le ocultó desde siempre aún sabiendo que ella se culpaba por la incapacidad de darle un heredero. 
 
mansiónLa pareja vivia en la casa señorial del hermano de Percy, Mitchell Allister, lord Greencastle, conde de Hortbock; que siempre se había portado muy bien con ella, al punto de considerarlo como un hermano -aunque el no se considera “su hermano”- si no que por el contrario siempre ha estado enamorado de ella, aún cuando nunca se lo ha desmostrado por respeto a su hermano y a ella misma que siempre estuvo apasionadamente enamorada de su esposo. 
 

harrietEl morir su esposo ella guarda el año de luto riguroso y después -gracias a la generosa pensión que amablemente le otorga Mitchell- se va a Italia a vivir todo lo que se había perdido al estar siempre alejada de la sociedad londinense. 
 
Después de un tiempo regresa convertida en otra mujer que deja impactado al conde y a todos, sin embargo aunque en el exterior es otra Harriet, dentro de ella aún sigue existiendo aquella mujer dulce y sencilla que siempre fué. Y lo que sigue es el inicio de la historia en donde ella y el conde se van conociendo y enamorando, Mitchel es un hombre con sus propias inseguridades que poco a poco iremos descubriendo, pero que siempre tiene para ella, la frase amable y la mayor de las atenciones -que esconden por supuesto el amor que le tiene- al mismo tiempo que una serie de desafortunados incidentes se les atraviesan en el camino y que les dificultan la consumación de su amor.mitchell 
 
Es un libro típico de la sociedad retratada por las autoras especialista en el género, no encontré la verdad mucha diferencia de estilo entre la autora y las “reconocidas” escritoras que hemos leído siempre y que escriben sobre la regencia.

Me ha gustado la novela, la portada preciosa, “como siempre me sucede” -fué lo que llamó mi atención, además del título- el principio del libro fue muy interesante y deseé seguir leyéndolo, el desarrollo de la trama me pareció adecuado, si quieres leer romántica de la época de la regencia eso es lo que tendrás, bailes, carruajes, duques, condes y marqueses por montones, además del clásico de clásicos Principe Regente, con lo típico de este tipo de literatura; y unos personajes diferentes (Mitchell tierno y serio y ella muy lejos de ser la típica inglesa santurrona), quizá lo único que  me hubiera gustado es que la protagonista mantuviera el cambio espiritual con el que regresó a Inglaterra, sin embargo parece ser que el regreso a su país natal no contribuyó a que su cambio de actitud permaneciera, en algunas ocasiones -si no que en casi todas- fue terca y obstinada al grado de parecer infantil sin embargo el amor como siempre triunfó; el libro es muy ameno y entretenido y la trama interesante, debo confesar que lo leí en un par de tardes. 
 

Tengo que añadir que al investigar la bibliografía de la autora me di cuenta de que si había leído libros de ella, en concreto La serie de cuentos eróticos de Kargul, lo cual me ha dejado sorprendida, ya que aunque ambos están muy bien escritos, en cuanto a la temática del sexo hay un mundo de distancia entre La viuda alegre y los cuentos eróticos de Kargul, lo cual a decir verdad me encantó, un libro de la regencia debe ser eso, con un buen par de escenas subidas de tono, pero no tanto que desmerezca la historia y peripecias de los amantes, además de los malos entendidos, bailes y reuniones que son comunes en este tipo de libros….¿no lo creen ustedes así?

Búscanos

Alixia

Lectora en constante evolución, apasionada de las letras y de los que las escriben, siempre aprendiz, siempre curiosa. "Escandalizar a la gente simple, retrógrada, rancia, sin humor y convencional es un deber que todo ciudadano de bien tendría que practicar"
Búscanos

Latest posts by Alixia (see all)

Un Comentario a Crítica de La Viuda Alegre de D.W. Nichols

  1. Piemigar dice:

    Me dejò intrigada el argumento y tu crìtica Alixia, asì que lo pondrè en mis pendientes.Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *