Hoy en La Comunidad del Libro nos visita M. C. Sark

Entrevista a M. C. Sark

Como ya es habitual en nuestras entrevistas hemos pedido a nuestra invitada que nos muestre en donde en escribe…
Como ya es habitual en nuestras entrevistas hemos pedido a nuestra invitada que nos muestre en donde  escribe…

 

Esta semana en “Conociendo Autoras” tenemos a M. C. Sark, es una autora a la que he conocido recientemente, y quiero aportar mi granito de arena para acercarla a mas lectores. Desde que reseñe  su último libro he tenido la oportunidad de hablar con ella en varias ocasiones, he descubierto a una persona con la que he conectado, hemos hablado de libros, hemos compartido opiniones sobre la situación de la romántica, y  no tiene miedo de dar su opinión, como lo vais a poder comprobar por vosotros mismos a continuación.También compartimos nuestra obsesión por comprar libros de una forma compulsiva. Voy a dejar de enrollarme, llevo un buen rato escribiendo la introducción y no sé cómo hacerlo sin que quedé que parezca que le esté haciendo la pelota   😉  así que mejor que os dejo con la entrevista y podéis haceros una idea del por qué os recomiendo sus libros.

 

1. Háblanos un poco de ti: explícanos qué te motivó a dedicarte a la escritura y por qué te decidiste por el género romántico.

¿La motivación? Pues fui empujada por alguien (a quien no conozco en persona; cosas de las redes) que me retó a escribir un relato. Si miro hacia atrás, probablemente ese fue el desencadenante, aunque permaneció escondido durante mucho tiempo. Lo escribí y lo olvidé. Después de meses sin estar en contacto, en un reencuentro virtual, esa persona me preguntó qué estaba escribiendo y al decirle que nada, me hizo una lista muy larga de por qué debía de ponerme manos a la obra. Y le hice caso (o al menos lo intenté).
¿Por qué Romántica? Antes de empezar a ser lectora del género estaba un poco dispersa, leía otras cosas (lo sigo haciendo), sobre todo, suspense, policíaca, novela negra… El misterio y la aventura siempre han estado ahí, pero cuando me decidí a soltar todo lo que tenía dentro, los sentimientos ganaron la partida. No fue algo planificado.

2. ¿Cuál es tu autor/a preferida en romántica? Y recomiéndanos un libro de ese autor/a.

En cuanto al género, soy una lectora relativamente reciente. Llevo como unos… seis, siete años leyéndolo y me falta aún cultura de proyecto (estoy en ello, pero va lento, a los días les faltan horas), así que no puedo hablar de autoras clásicas porque me quedaría en unos pocos nombres (SEP, Roberts, Kleypas…). Y creo que no sería justo destacar a una o a dos si te falta material para comparar.  Así que voy a hablarte de mis últimas dos mejores lecturas: El último baile, de Marisa Sicilia, y ¡Piratas!, de Laura Esparza. No soy capaz de quedarme con una, aunque son muy diferentes, recomiendo ambas.

3. ¿Tienes otro género preferido a parte de la romántica? Si es así recomiéndanos un libro de tu autor/a favorito.

Todo lo que huela a misterio, a algo sin resolver que proponga un esfuerzo mental en la lectura, me encanta. Pero me resulta muy difícil quedarme con uno solo (ni con diez). Cada libro tiene su momento y quizá, aquello que leí con quince años, ahora probablemente me tendría con la nariz arrugada durante toda la lectura. Desde que escribo, leo de otro modo y eso asusta; empiezo a ser demasiado puntillosa y me cuesta dejarme llevar. Pero voy a decirte uno que, desde donde escribo estas líneas, estoy viendo: La clave Agrippa, de José de la Rosa.

También me gusta la ironía y el humor ácido y absurdo. Pero ahí me atrevo con cosas muy variadas, desde Sophie Kinsella hasta Moore, Mendoza o Jardiel. Todo me vale.

4. ¿Qué tipo de historias te gusta escribir? ¿Te animarías con algo que no fuera romance?

No sé si ahora mismo podría dar un giro tan grande. Bueno, la verdad es que no me lo he planteado, pero lo veo complicado. Aquí empiezo a sentirme cómoda, aunque aún tenga mucho que aprender. Creo que de intentar algo diferente combinaría ambas cosas, romance y suspense. Sí, soy consciente de que eso no me saca de mi zona confort, pero es lo que veo más factible. De todas formas, si algún día el cuerpo me pide otra cosa, lo haré.

5. ¿Qué rasgos te gustan que tengan tus personajes?

Intento que se vean diferentes entre sí, que tengan su propia personalidad, pero supongo que en conjunto es fácil ver que todos ellos tienen «buen fondo», que son humanos, que comenten errores, que quieren superarse, que sienten… Intento que la vida que han llevado les haga ser de uno u otro modo, pero también que sean capaces de evolucionar. Me gusta pensar que son coherentes.

En cuanto a rasgos físicos… Nunca elijo una foto para crear un personaje, lo hago al revés. En mi cabeza le voy dando forma mientras hago su biografía hasta que tengo la imagen completa. Son fruto de mi imaginación (no os quiero contar lo que me cuesta después ponerles cara).

 

6. Háblanos un poco de tu nueva novela, “La tentación vive arriba”. A mí lo primero que me llamó la atención fue el título ¿de dónde vino la idea?

Cuando empiezo un proyecto nuevo siempre le pongo a la carpeta que lo contiene un nombre al azar, algunos incluso bastante ridículos. Vamos, que escribo lo primero que me pasa por la cabeza. Y, La tentación vive arriba, se llamó así desde el principio. Después, cuando empecé la verdadera búsqueda de título (siempre lo dejo para el final) no encontré ninguno que le encajara mejor y, cuando pregunté a mis amigas-lectoras-sufridoras, ellas insistieron en que lo dejase. Busqué si era marca registrada (por la película de Marilyn) y como no, se quedó. Creo que es el primero de mis libros al que no le he cambiado cuarenta veces el título.

La novela nos cuenta la historia de Samantha (Sam) y Héctor. Cómo se conocen, cómo se gustan, cómo se gustan un poco más y cómo acaban por darse cuenta de que pueden tener una relación juntos. Es sencilla, sin subtramas, sin distracciones, con puntos de humor, con personajes cercanos. Creo que ahí reside su encanto, que podría suceder al lado de tu casa o a alguno de tus amigos.

7. Ya sabes que, a pesar de tener algunos de tus anteriores libros en mi lista, como lectora te descubrí con esta última novela y eso me produce un conflicto porque no sé cuál leer ahora. Ayúdame a decidir ¿cuál me recomiendas leer a continuación?

Pues todo depende de qué te apetezca. «El viento me contó un secreto» es una historia de corte parecido a La tentación. Cuando digo «parecido» no me refiero a lo que sucede entre sus páginas, sino a que es íntima, sencilla… muy de personajes. «¿Aún quieres saber qué me hace reír?» es contemporánea también, pero más corta y con algo de acción. Y la saga… Yo no podría recomendarte uno solo porque para mí es un bloque completo. Quizás, «El suave secreto de tu piel» es el más independiente, pero también se nota que yo era más novata; fue lo primero que escribí. No podría decirte que leyeras uno intermedio porque, a partir de «Mil mariposas», las historias se van entretejiendo y te encuentras con todos los personajes casi en cada libro. Por ponerte ejemplos, a Dante le conoces en el segundo y pasan muchas cosas (que te hacen conocerle y quererle) hasta llegar al suyo, que es el cuarto. Y Jean Jaques (su novela es la tercera) es el hilo conductor de toda la saga y su historia se cierra definitivamente en el quinto libro. Podrías leerlos sin seguir el orden, creo que he conseguido que el lector no se confunda, pero hay muchos elementos que serían un gran spoiler si empiezas por el final.

8. Y ahora te lo voy a poner más difícil… Imagina que no he leído nada tuyo: ¿con cuál de tus libros crees que me convertirías en una lectora fiel?

Ufff, son muy diferentes, más que nada porque alterno subgéneros tan dispares como la paranormal y la contemporánea (aunque si te decides por mis vampiros verás que no hay tanta diferencia, ellos son… Como tú y como yo). Yo creo que el nexo de unión entre todos es la manera como cuento las historias. Mi sentido del humor, mi forma de ver las cosas… Si conectas con eso, creo que, unos más y otros menos, todos te podrían interesar, pero fidelizar es una palabra complicada. Tengo lectoras que no se atreven con mi paranormal porque no les va el género y, sin embargo, yo creo que les podría gustar (salvando las distancias, claro).

9. Y para rizar el rizo aún más… ¿De cuál de tus novelas te sientes más orgullosa? Y ¿por qué?

No puedes pedirme eso [risas], no puedo elegir.

Bien, teniendo en cuenta que la saga es para mí un bloque, te diré que son ellos: Markus, Olivier, Jean Jacques, Dante y Jack, mis preferidos. Estuve tres años trabajando con sus historias, fueron mi bautizo de fuego y, aunque pase el tiempo y pueda escribir cosas mejores, más pensadas y elaboradas, creo que siempre tendré para ellos un cariño especial.

10. De tus novelas publicadas ¿cuál fue la más complicada de escribir? ¿Hubo alguna que estuviste a punto de tirar a la papelera?

Con «El viento me contó un secreto» borré treinta mil palabras. Pero no porque fuese más complicada que el resto, sino porque me equivoqué, tomé un rumbo que no llevaba a ninguna parte y hasta que me di cuenta… En fin, son gajes del oficio. Con todas surgen mil dudas y, con todas, he acribillado a preguntas a mis lectoras cero.

11. Qué nos puedes decir de tus proyectos futuros, ¿estás trabajando en un nuevo libro?

No puedo evitar que aparezca una sonrisa de oreja a oreja al contestarte. Sí, estoy escribiendo y vuelvo a los orígenes: es paranormal. Se trata de una trilogía que podría considerarse casi un spin-off de la saga. La primera de las tres historias está terminada y a medio corregir, de la segunda llevo más de treinta mil palabras (algo menos de la mitad, creo). Se podría decir que estoy On fire!

Interrumpo la entrevista para aportar mi granito de arena a esta pregunta…No puedo decir mucho  😈 pero os puedo asegurar que esta trilogía promete mucho  😉

Ya nos acercamos al final, pero ahora es cuando te pedimos un último esfuerzo dándonos tu opinión sobre los siguientes temas…

12. Como autora has probado la autopublicación y también has publicado con una editorial. Según tu experiencia, cuéntame cuáles son los pros y los contras de las dos opciones.

Yo me decidí a autopublicar porque nadie quería mi historia. Así de simple. Era una saga (error), paranormal (un error más grande aún) y yo era una autora novel (este fue, creo, el pecado mayor). Así que en mi caso no fue tanto un «quiero controlar lo que publico», sino que más bien un «si quiero que esto se lea, no me queda otro remedio». Hablo de 2013, hoy el panorama ha cambiado. Ahora las editoriales, algunas, publican casi cualquier cosa, pero ese es otro tema.

En este momento miro hacia atrás y creo que fui muy osada porque entré en este mundillo de la peor manera; sin apenas saber nada. Tengo que darle las gracias a una persona que me empujó y me hizo creer un poquito en mí, sin ella (Marisa, gracias), yo no estaría aquí. Seguro. De todos modos, no me arrepiento en absoluto, ha sido una gran experiencia, y de lo conseguido en ese periodo me siento doblemente orgullosa porque fui yo quien lo sacó adelante. El trabajo es la prueba de que, si te esfuerzas, puedes llegar.

Lo primero que tienes que querer como autopublicado es que tus libros lleguen al lector como te gustaría encontrártelos a ti; de la mejor manera posible. Eso te obliga a invertir dinero o tiempo. Si inviertes dinero puedes dejarte ayudar por un lector profesional que te oriente en cuanto a ritmo, trama, escenas…, hacerte con una buena portada y conseguir la mejor corrección ortotipográfica y/o de estilo, pero si no puedes hacer eso (como fue en mi caso) tienes que obligarte a aprender un poco de todo, dedicarle muchas horas y ser el crítico más duro del mundo.

Hoy en día la autopublicación es una gran opción, con ella controlas más tu producto a todos los niveles, pero tienes que tener claro que vas a dejarte la piel en el camino, que «debes» dejártela, porque lo que salga de ahí ha de ser muy profesional. El lector lo merece.

Al publicar con editorial, ellos son quienes ponen los medios: corrección, portada, maquetación y eso te obliga a ser flexible porque no todo es a veces como te gustaría. La gran diferencia con la autopublicación (y el gran aliciente) es encontrar tu novela en las mesas de las librerías. Aunque, eso no siempre ocurre, sobre todo si no tienes una horda fiel de seguidores que prometen unas buenas ventas. La editorial no va a invertir a menos que crea que va a salirle rentable.

Una vez publicado el libro, salvo algunas editoriales que sí trabajan en su promoción, eres tú quien ha de moverse e intentar encontrar lectores. Así que en ese aspecto tampoco es diferente.

El nombre de una editorial, todavía hoy, te cubre un poco las espaldas porque quedan lectores que rechazan a los autores autopublicados (por desconocimiento o malas experiencias), pero en realidad, que la novela pase o no por las manos de un editor, no asegura que vaya a ser un producto mejor. De nuevo, la responsabilidad es del escritor.

13. Te voy a pedir que te mojes un poquito… ¿Cómo ves el panorama de la romántica?

Pues… supongo que esa pregunta tiene varias respuestas, dependiendo si te pones en la piel del lector o en la del autor, pero englobándolo un poco todo, te diré que el gran problema que veo es la superproducción actual. Hay más oferta que demanda, más novelas que lectores, y eso, a mi entender, tiene pocos beneficios y muchos inconvenientes.

Es verdad que para el lector se traduce en variedad, pero también en un maremágnum de títulos que, a veces, es difícil de manejar. Es imposible, por muy rápido que leas, asumir las novedades que se publican. Imposible.

Esa montaña de novelas mensuales trae consecuencias que para mí no son buenas, porque, sí, hay de todo, pero ahora mismo nadie separa el grano de la paja, y el lector puede acabar de barro hasta los tobillos a menos que vaya a lo seguro. Algunos no revisan los libros como debieran y te encuentras fallos de maquetación, correcciones poco ortodoxas e historias que se nota que les falta reposar. Cuidado, con esto no estoy echando la culpa al mercado de la autopublicación como muchos otros harían, ellos solo han cambiado las normas del juego.

Ahora mismo, y lo digo de forma muy general, parece haber una carrera en la que todo vale. Da la impresión de que no importa si los textos están o no pulidos, si las historias se sostienen, si el trabajo final es de calidad. Las redes se han convertido en spam puro y duro; todo el mundo quiere vender su libro, a veces a cualquier precio, aunque por otro lado es lógico; la invisibilidad es el peor enemigo de una novela, pero ¿adónde va a llevarnos todo esto?

La única consecuencia buena que veo en toda esta ebullición de creatividad y de que a veces parezca que hay más escritores que lectores, es que hay cantera, gente desconocida que tiene mucho que aportar. Llegar no es fácil: hay que formarse, exigirse y querer avanzar. Y ahí creo que entramos los lectores, porque somos nosotros los que tendríamos que apostar por la calidad frente a la cantidad y premiar (comprando y recomendando) aquello que realmente merezca la pena.

Resumiendo, diré que creo que se vive un momento «dulce» (seguimos teniendo movimiento e interés por el género y lectores fieles que otros ya quisieran), pero que urge encontrar la forma de canalizar todo ese potencial.

14. Ahora una última pregunta en 10 palabras ¿Cómo te definirías?

Cabezota, cabezota, cabezota… ¿Puedo repetirlo diez veces? [Risas].

Soy una persona normal y corriente, tímida hasta que me siento en confianza, tenaz (tenaz suena mejor que cabezota, ¿no?), trabajadora, creativa (mi mente siempre está maquinando algo, aunque a veces no sean personajes de libros), prudente, discreta fantasiosa… Seguramente me dejo muchas cosas en el tintero, pero no es fácil verse a uno mismo.

 

Muchas gracias por compartir con nosotras un poco de ti, desde La Comunidad del Libro agradecemos el tiempo que te has tomado en contestar nuestras preguntas que seguramente serán del agrado de tus lectoras y nos ayudan a conocerte un poco mejor. Un abrazo.

Gracias a vosotros por haber pensado en mí para este cuestionario; gracias por la oportunidad que me brindáis de tener un hueco en vuestro blog y gracias por dársela también a mis historias.

Un abrazo.

 

ENTRADAS RELACIONADAS:

Biografía y bibliografía

Reseña “La tentación vive arriba”

 

SdelaRosa

Vivo en Barcelona, ciudad que amo. Alegre, optimista,prefiero enfrentarme a la vida con una sonrisa, simpática, extrovertida y a veces un poco tímida.
Me encanta salir con mis amigos y familia para hacer locuras y reírme a carcajadas.
Lectora voraz, cinefila, serieadicta y aficionada al teatro (actuar no a verlo jejeje), me gusta los deportes (a verlos desde el sofá ;-)) fútbol, patinaje, gimnasia rítmica...

2 Comentarios a Entrevista a M. C. Sark

  1. M.C. Sark dice:

    Hola, Sonia!
    Ya sé que al ponerme la primera en la fila de los comentarios me hace parecer un autor ansioso y emocionado por ver sus palabras en un blog como este (lo parezco y te aseguro que lo soy/estoy), pero he venido con prisas porque quiero añadir, y repetirme si hace falta, que ha sido un verdadero placer responder a tus preguntas porque es muy fácil “conectar” contigo. Mil millones de gracias no serían suficientes a cambio del cariño y la amabilidad con la que lo haces todo.
    Un abrazo muy grande (y un par de besos también).
    🙂

  2. Lidia Cielos de Papel dice:

    Hola, Sonia
    Vuelvo a tu entrada (la leí varios días después de que la publicaras) para decirte dos cosas: primero, lo cuidada y completa que te ha quedado; segundo, que sigo sin creerme que entradas como estas no tenga más comentarios… En serio, el mundo blogger está del revés si las entradas spam tienen doscientos comentarios y entradas como estas no tienen ninguno…
    Gracias por traerla y por seguir haciendo este “trabajo” tan fantástico por amor a los libros y respeto a los autores.
    Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *