Una historia sexy, divertida y romántica

Reseña La tentación vive arriba, M. C. Sark

Ficha técnica:

Editorial: Harlequin

Colección: HQÑ

Páginas: 273

Género: Romántica contemporánea

Formato: Digital

Fecha de publicación: Mayo 2017

Sinopsis:

¿Y si solo tuvieras que subir las escaleras para encontrar lo que buscas?

Cuando vives lejos de tus familiares en el cuarto piso sin ascensor de un antiguo edificio, lo peor que te puede pasar es que suceda algo inesperado que te confine en casa y te deje a merced de tus vecinos.

Samantha está desesperada. Romperse el pie el primer día de trabajo ha sido el broche de oro a unos meses que han llegado cargados de pequeñas desgracias. Ahora está sola, aburrida y malhumorada y, para colmo, las manecillas del reloj se empeñan en avanzar muy despacio. Aunque esa sensación de vivir una y otra vez «el Día de la Marmota» se romperá con la llegada de Héctor, un vecino temporal que no va a dejar indiferente a nadie. Al principio, Sam duda si permitirle o no entrar en su vida, los prejuicios actúan en su contra, pero Héctor conseguirá derribar esas débiles murallas y revolucionar su pequeño mundo.

2º puesto del V Premio Internacional HQÑ

 

OPINIÓN PERSONAL:

 

En cuanto vi el título y la portada del nuevo libro de M. C. Sark tuve ganas de leerlo. Las dos cosas me daban sensación de que iba a ser una historia fresca y divertida, y así fue. No había leído antes a  esta autora, y después de esta primera vez tan positiva voy a volver a repetir, al terminar de leer este libro y a echarle un vistazo a su bibliografía me he dado cuenta que ya le había echado el ojo a varios de sus otros libros.

 

En La tentación vive arriba es una novela fresca, ligera, divertida y muy fácil de leer, en ella nos encontraremos a Samantha, o Sam como le llaman sus amigos, en el primer día de trabajo tiene tan mala pata, y nunca mejor dicho jejeje, que una caída de lo más tonta termina con su pierna escayolada, y con unas semanas de reclusión en su pequeño apartamento, un ático sin ascensor.

 

 

Sam esta desesperada, qué va a hacer durante esas semanas atrapada en su casa, su negativa a llamar a su madre, que se preocupa por todo y se empeñaría que se volviera al pueblo o lo que es peor, se trasladaría a su casa, la deja a manos de su amiga y vecina Claire, que tiene muy buenas intenciones pero tiene muy poca idea de cuidar de una enferma; y de un vecino, Rodrigo, con el cual hasta el momento había tenido poco trato pero que descubre en él a un buen amigo que la cuida como si fuera su hermana pequeña.

 

 Un día Rodrigo le comunica que tiene que volver a trabajar, es auxiliar de vuelo lo que hace que pase mucho tiempo fuera de casa, pero le ha encontrado a otro “niñero” que la cuide. Ese nuevo niñero es Héctor, un hombre muy atractivo y serio que vive en Barcelona, debido a la enfermedad de su padre ha tenido que trasladarse, temporalmente, a Madrid para supervisar la empresa de él. Rodrigo le ofrece su piso con la condición de cuidar de su vecina de arriba.

 

Al principio Sam no quiere tener a Héctor como su niñero, aunque es un hombre muy guapo, que la deja sin respiración, no se encuentra a gusto con él, es un extraño que parece muy serio y antipático. Al pasar el tiempo nuestra protagonista descubre que a prejuzgado con demasiada rapidez al hombre, que no es para nada como ella pensaba.

 

Entre ellos se instala una rutina, el día a día, el pasar el ratos juntos descubren que tienen muchas cosas en común. Héctor descubre en Sam una compañera con la que hablar de cosas que normalmente no comparte con nadie, una persona que lo relaja y le hace volver a reír pero había muchas cosas que los separaba, la edad, la distancia. Samantha cada vez se siente más a gusto a su lado, cuando esta a su lado siente que esta en un sueño, pero sabe que no tiene posibilidades con un hombre como ese, cómo un hombre tan guapo se va a fijar en alguien tan normal, con aspecto aniñado.

 

Serio, controlado, responsable… eso es lo que me viene a la cabeza, por eso adoro cuando ríe. Y si, como esta noche, soy yo quien lo consigue, aún a riesgo de parecer ridícula, pues qué te voy a contar. Su vida, aunque profesionalmente le vaya muy bien, no ha sido un lecho de rosas sin espinas. Y aunque no tenga ninguna posibilidad, quiero estar ahí, quiero ser su amiga… Quiero tantas cosas.

 

Sam  que esta luchando para poder quedarse en Madrid, para hacerlo a aceptado un trabajo como recepcionista en un centro médico, un trabajo que esta muy alejado de la carrera que ha estudiado. Es una mujer simpática, extrovertida pero tímida con los extraños, alegre, optimista y que no sabe quedarse quieta. Un poco patosa, al menos en los últimos tiempos. Nunca se había enamorado, no había conocido a un hombre que le produjera esas cosquillas en el estómago, ni esas emociones de las que todos hablaban. Aunque eso cambió al llegar a su vida Héctor, pero no creía que pudiera fijarse en ella como algo más que una amiga.

 

Héctor es un diseñador de barcos con mucho éxito pero que en su vida privada no ha tenido tanta suerte. Es un hombre serio, maduro, seguro de si mismo. En sus planes no entraba volverse a enamorarse, aunque tampoco es algo que hubiera descartado. Pero al conocer a Sam hizo que algo dentro suyo cambiara, con ella consiguió dejar atrás un lastre que lo perseguía desde que su matrimonio fallara.

 

¿Estaba dispuesto a luchar por serlo todo para ella? Sabía que Samantha le miraba con fascinación, la veía sonrojarse cuando su voz sonaba ronca de deseo, comprendía que se sentía atraída hacia él como a un imán, pero… tenían en su contra el peso de la diferencia de edad. ¿Era ese el interés que sentía por él? Cuando le devolvió el beso ella había intentado, literalmente, meterle mano, ¿y si solo buscaba la experiencia? ¿Y si solo tenía curiosidad? Quizá ese encaprichamiento se debía solo a eso, a contarle en un futuro a sus amigas: «Me lie con un “hombre mayor” que yo». ¿Cómo saberlo?

 

Los personajes secundarios son una importante baza para que la pareja se juntara. Claire una amiga con mucha voluntad pero con muy poca idea. Rodrigo un brasileño alemán muy simpático crucial para que nuestra pareja se conociera. Manuel hermano de Héctor que aparece en el momento idóneo para poner un poco de cordura. Lola la tercera en discordia. Y no nos podemos olvidar de Pepe, el gato de Sam que es cariñoso con todo el mundo menos con su dueña (para desesperación de ella).

 

M. C. Sark en este libro nos cuenta una historia dulce, tierna, romántica y apasionada. La narración es directa, sencilla con un ritmo ágil. Escrito en tercera persona lo que nos permite que podamos saber en todo momento lo que piensan los dos protagonistas. Intercalado entre los capítulos la autora ha insertado algunas entradas del diario de Sam, unas entradas divertidas que nos permite conocer un poco más los pensamientos más secretos de ella, ya que en el diario ella se desahoga.

 

—Yo también me siento bien estando contigo y es por eso que busco tu compañía —declaró antes de que ella pudiera protestar—; me gustan tus risas y tus silencios; la forma en la que tus dedos aún tratan de encontrar ese largo mechón de tu pelo, aunque ahora lo lleves corto; me fascina cómo me miras mientras estoy dentro de ti, cómo reaccionas a mi cuerpo… No sé si eso significa que te quiero, es aún pronto para saberlo, pero necesito que me des la oportunidad de descubrirlo.

 

La novela transcurre en su mayor parte en el edifico que vive Sam, un viejo edificio situado en el barrio madrileño de Las Letras con un patio interior que constituye para nuestra protagonista uno de sus únicos pasatiempos. La autora también nos lleva al pequeño pueblo del Bierzo en donde nació Sam. Y antes de terminar la historia nos trasladamos a mi ciudad, Barcelona, y a un pequeño pueblo costero cercano a la capital Tossa de Mar.

 

Ese hombre despierta también mi lado animal, ese lado que desea, que se siente coqueto, que es carnal y femenino. Ese que parece que no tengo por mi talla menuda y mi aspecto infantil. ¿Será eso lo que le frena? No, no lo creo, aunque después de ver a Lola entiendo que no soy su tipo ideal. Encontrar a Héctor ha sido toda una revelación: los sueños existen.

 

La trama es muy sencilla, se centra en la relación de Sam y Héctor, no existen subtramas. Una historia que me ha gustado mucho, y que demuestra que a veces no es necesario una trama complicada para escribir una novela que consiga atrapar a los lectores. El amor de Sam y Héctor se cuece a fuego lento, son dos personas que no buscaban enamorarse, aunque tampoco lo descartaban. La protagonista al principio no se siente a gusto con su nuevo vecino, pero el tiempo que pasa con él hace que empiece a sentirse relajada, a buscar su compañía, a anhelar esos ratos que pasan juntos. Héctor le gusta  hacer ruborizar a su vecina, le hace gracia verla toda atolondrada debido a su presencia; pero aun le gusta más cuando ve como ella se va relajando, que lo busca y como entre ellos se instala una rutina con la que están muy cómodos. Pero como toda historia romántica que se precie no puede faltar un malentendido que hará que las cosas se compliquen.

 

En definitiva, es una novela divertida, dulce y sexy con la que pasar momentos muy entretenidos y románticos. Una historia muy fresca ideal para las tardes de verano.

 

ADQUIRIR LIBRO

 

SdelaRosa

Vivo en Barcelona, ciudad que amo. Alegre, optimista,prefiero enfrentarme a la vida con una sonrisa, simpática, extrovertida y a veces un poco tímida.
Me encanta salir con mis amigos y familia para hacer locuras y reírme a carcajadas.
Lectora voraz, cinefila, serieadicta y aficionada al teatro (actuar no a verlo jejeje), me gusta los deportes (a verlos desde el sofá ;-)) fútbol, patinaje, gimnasia rítmica...

3 Comentarios a Reseña La tentación vive arriba, M. C. Sark

  1. Vero dice:

    Hola Sonia 🙂
    Pues no he leído nada de M.C. Sark y últimamente me están entrando ganas que veo cosas muy buenas por ahí. Me gusta eso que dices de que es una historia dulce, tierna, romántica y apasionada, es ideal vamos! ^^

    Besinos ;-*

  2. Isabel dice:

    Sonia, genial reseña.
    A mí también me gustó un montón la historia de Sam y Héctor. De los anteriores de Sark sólo he leído “El viento me contó un secreto” y lo recomiendo también, aunque este nuevo me gustó más todavía.
    Un besazo

  3. Sandra M. dice:

    Hola Sonia!!
    Pues estoy esperando a que lleguen mis vacaciones para poder ponerme con algunos de los que tengo apuntados en mi larga lista, y este es uno de ellos. Leí la reseña de Isabel y ya me picó la curiosidad, pero ahora, al leer la tuya, mis ganas han aumentado, así que espero que sea más pronto que tarde cuando lo pueda leer 🙂
    Gracias por la reseña!!
    Besos :33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *