Una de las mejores historias de piratas que he leído en mucho tiempo, tiene de todo aventuras, romance y humor.

Reseña ¡Piratas!, Laura Esparza

  • Ficha técnica:

Editorial: Autopublicado

Páginas: 373

Género: Romántica histórica, aventuras, comedia

Formato: Digital

Fecha de publicación:

Precio: 2,99€

Sinopsis:

La señorita Nightingale solo tiene un deseo: ser dueña de su propio destino. Y evitar a toda costa el matrimonio. Y ver por última vez al hombre que durante años ha alentado su espíritu rebelde. Si para lograrlo debe avergonzar a su ilustre padre y participar en un arriesgado plan para liberar a un hombre a punto de ser ahorcado, valdrá la pena.

El capitán Blackhawk solo tiene un objetivo: saldar la deuda que contrajo hace años. Y recuperar el control de su vida. Y formar parte de la alianza que se ha forjado para robar el mayor cargamento de oro que haya salido jamás de la Indias. Si para conseguirlo debe secuestrar a la hija del gobernador de Jamaica, no le importará pagar el precio.

Pero en las turquesas y legendarias aguas del mar Caribe, donde los piratas reinan a bordo de navíos extraordinarios, una mujer hambrienta de aventura y un hombre sediento de libertad descubrirán que el destino les tiene reservadas muchas sorpresas. Y que, a veces, las grandes historias de amor son aquellas que dan comienzo con un sencillo: «Érase una vez…».

 

OPINIÓN PERSONAL:

 

¡Piratas! tiene que ser la novela del verano, nada de esos bestsellers que nos vienen con la etiqueta en la portada que nos indica que va a ser un éxito  de venta y que casi siempre nos acaba defraudandonos. Si estáis buscando un libro con el cual pasarlo bien, hacerme caso, este es el buscáis. Igual estáis pensando que estoy exagerando, probablemente sea así, o no, pero es que hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con una historia de piratas. El libro me ha hecho reencontrarme con esa niña que disfrutaba de las películas de aventuras  de las tardes del sábado. Cuando sólo existía una cadena, si soy tan vieja jajaja, y los sábado nos daban sesión doble de cine, por entonces no había niñeras psicópatas, novias locas, ni novios obsesionados ( no entiendo como los americanos siguen contratando niñeras, acudiendo a citas ciegas con el panorama que nos pintan los telefilmes que nos llegan de esas tierras), mis películas preferidas eran las de piratas y sobre todo las que estaban protagonizadas por Errol Flynn. ¡Cómo disfrutaba con el Capitán Blood!

 

 

Mi único problema con esas películas eran las heroínas, que eran unas panfilas (Creo que esta es una expresión catalana, no sé muy bien cómo traducirla… lo más cercano sería tonta), que aparte de dejarse secuestrar con facilidad, a la hora de ser rescatadas eran unos objetos pasivos que se quedaban en un rincón pegando chillidos y retorciendóse las manos (como odiaba ese gesto) mientras el héroe era acorralado por media docena de soldados españoles (por entonces los españoles éramos los malos siempre). Me teníais  que ver pegando gritos desde sofá: pero no te quedes ahí paradas tonta…. pero será panfila… coge ese candelabro y arreale  en la cabeza con él. A todos esos mis padres me miraban con cara de preocupación… siempre he vivido las historias con esa intensidad jajaja.  Entonces es cuando decí escribir mi propia historia de piratas, para cual cosa reclute a mi mejor amiga, Emi, que tiene mucho talento para escribir, yo no tengo ninguno jejeje. En esa historia nuestra protagonista era una chica peleona  que no necesitaba que nadie que la salvará, lo malo es que calculamos mal y el protagonista quedó como un calzonazos en comparación… Y os preguntaréis que todo este rollo para qué os lo cuento…  para que entendáis por qué ¡Piratas! me ha gustado tanto, en ella he encontrado lo que buscaba escribiendo mi propia historia de piratas… una protagonista que está a la altura de las aventuras en las que se embarca, y un pirata que está a la altura de esa protagonista tan especial.

 

—Sé cuál es vuestro mayor miedo, señorita Nightingale. Porque es el mismo que atormenta a todos los que albergan un corazón rebelde. Ansiáis tener lo mejor de dos mundos y teméis no ser capaz de conservarlo. Creéis que debéis renunciar a uno de vuestros sueños en favor del otro porque os han enseñado que no podéis tenerlo todo.

(…)
—¿Cómo puedo seguir siendo salvaje en un mundo lleno de normas? —dijo—. ¿Cómo puedo ser yo misma cuando la gente que me rodea no me acepta tal y como soy?
—Construid vuestro propio mundo y rodeaos de personas que aprecien la fuerza que anida en vuestro corazón.

 

Wilhemina, o Billie,  es una chica que ha crecido escuchando historias sobre piratas, cuando era niña se las contaba su madre, una vez muerta está fue su padre la que se encargó de seguir contándole esas historias como una forma de seguir recordando a su madre.

 

Siendo aún una niña el padre de Billie es nombrado gobernador de Jamaica, en el viaje de ida hacia el nuevo destino de su padre nuestra protagonista ya se podía imaginar las aventuras que iba a vivir rodeada por piratas.

 

Su espíritu era inquebrantable. No solo era hermosa, sino fuerte como una roca, y no podía entender cómo no había un hombre ahí fuera que la hubiera reclamado como suya hacía tiempo. Cualquiera se sentiría orgulloso de tenerla por esposa. La vida al lado de una mujer como la señorita Nightingale prometía estar llena de aventuras, de pasión, de sorpresas…

 

Los años pasan y las aventuras que Wilhemina se imaginaba siendo niña nunca se llegaron  a realizar. Ahora es toda una mujer a quien se le esta pasando la edad para casarse y convertirse oficialmente en una solterona. Pero es que nuestra heroína no ha perdido sus ganas de aventuras, casarse, como pretende su padre, es perder su libertad.

Entonces, cuando menos se lo espera, se hace realidad su sueño, lo que lleva toda la vida anhelando…. es raptada por un  pirata, el Capitán Blackhawk. Y acaba participando en una aventura de piratas, navegando en un verdadero barco pirata, rodeado por piratas que son leyendas, nuestra Billie se conoce el nombre de todos los piratas del Caribe y sus historias, sólo le falta coleccionar sus cromos.

 

Wilhemina es una protagonista que me ha gustado mucho. Me ha conquistado su rebeldía, sus deseos de libertad, sus ganas de vivir aventuras. Los que amamos la lectura, los que disfrutamos leyendo una historia que nos transporta a otros lugares o otros tiempos escondemos a una Billie en nuestro interior. Es una mujer que vive en su propio mundo, una persona leal, con unas ganas locas de exprimir la vida hasta las última gota.

 

No. Ella era Wilhelmina. La hija del gobernador de Jamaica, pronto la esposa de algún rico comerciante. No Billie. Billie era su más secreta fantasía, una ilusión que se había hecho añicos en cuanto había descubierto que el hombre que más despreciaba en el mundo era el único que la había hecho sentir viva. El único que la había hecho desear más.

 

Capitán Blackhawk es ese pirata con el que soñamos todas, misterioso, oscuro, con un aura de peligro que lo rodea, pero también es un hombre divertido, con encanto, y que al igual que Billie busca su libertad.

A los protagonistas los acompañan unos secundarios que están a la altura de Billie y del Capitán. Unos personajes que dan momentos muy divertidos, con diálogos muy buenos, como las pullitas entre Blackhawk y el capitán Aarhus, en ocasiones me han recordado las que intercambiaban los hermanos Mallory (Johanna Lindsey). Moses Blackpool famoso, y temido, por su puntería con los cañones que acoge a Billie bajo su ala para enseñarle como disparar, con puntería, un cañón. Jack Savage famoso pirata, contramaestre del protagonista, Savage y Blackpool en muchas ocasiones dan momentos hilarantes con sus piques…. Estos son unos cuantos de los secundarios pero hay más pero prefiero que los descubráis al leer el libro, si os hablo de alguno más corro el peligro de que se me escapé algún spoiler.

 

Aquel hombre le había pertenecido durante unos momentos mágicos. Y Wilhelmina, que siempre se había sentido una extraña, que jamás había logrado formar parte de nada, de pronto experimentaba una conexión más fuerte que el hierro con alguien que hasta hacía poco tiempo había sido el villano en todas sus fantasías.

 

¡Piratas! es una novela que engancha, me ha encantado como la autora comienza la historia: con un “Érase una vez…”, ese inicio ya te da una idea que estás ante algo diferente. La narración tiene un ritmo ágil, la que tiene que tener las historias de aventuras. Es una lectura fresca que se lee con rapidez (demasiada). A pesar de tener en mi Kindle la anterior novela de Laura Esparza, A contrareloj, aún no había encontrado el momento de leerla y tras de leer esta novela me arrepiento no haberla leído antes. Me ha gustado mucho la forma de escribir de la autora.

 

Me pareció ingeniosa y original como la autora ligó los piratas con el concepto  de la libertad. Para Billie los piratas representa la libertad de hacer con tu vida lo que te dé la gana, la libertad de ir a donde quieras.

Sobre todo disfrute como una enana con las batallas dialécticas entre los protagonistas, ingeniosas, divertidas. Entre ellos existe mucha química, y pasión.

 

—¿Sentís algo por mí? —reiteró Billie.
—¿Qué me estáis preguntado?
—Cuando me tocáis, cuando me besáis e introducís vuestra lengua en mi boca, ¿sentís algo? ¿O solo fingís? Nelly, mi doncella, asegura que los hombres no pueden simular la pasión, pero creo que vos seríais la excepción que confirma la norma. Manifestáis ser capaz de ver a través de mí, de saber cuándo miento tan solo con mirarme a los ojos. Pero para mí vos sois un misterio. Y no tengo la más remota idea de lo que pasa por vuestra mente cuando estáis a mi lado. Como ahora.
—¿Qué sentís vos?
—Fuego.
(…)
—¿Creéis que podría fingir esto? Le tomó una mano y se la llevó al pecho, a la altura del corazón. Latía inusualmente acelerado, y el de Wilhelmina no tardó ni un instante en acompasarse a su ritmo.
Él se inclinó y susurró junto a oído.
—¿Creéis que podría fingir esto?

 

En resumen, es una novela con aventuras; un poco de intriga, el Capitán Blackhawk esconde unos cuantos secretos; con romance, del que no empalaga; y con humor. Una historia con la que vais a disfrutar seguro.

 

ADQUIRIR LIBRO

SdelaRosa

Vivo en Barcelona, ciudad que amo. Alegre, optimista,prefiero enfrentarme a la vida con una sonrisa, simpática, extrovertida y a veces un poco tímida.
Me encanta salir con mis amigos y familia para hacer locuras y reírme a carcajadas.
Lectora voraz, cinefila, serieadicta y aficionada al teatro (actuar no a verlo jejeje), me gusta los deportes (a verlos desde el sofá ;-)) fútbol, patinaje, gimnasia rítmica...

Latest posts by SdelaRosa (see all)

9 Comentarios a Reseña ¡Piratas!, Laura Esparza

  1. M.C. Sark dice:

    Hola, Sonia!
    Para mi también ha sido todo un descubrimiento y, como tú, he acabado encantada. Me he reído y emocionado y también he acusado ese efecto de volver a la niñez (a los cuentos y las pelis de aventuras).
    Ojalá que Billie y el capitán Blackhawk 😉 sean los protagonistas del verano.

    Un abrazo.

    • SdelaRosa dice:

      Hola Criss!
      Bilie y Blackhawk, Héctor y Sam tienen que ser los protagonistas del verano 😉
      Una de las virtudes de la novela de Laura es transportarnos a lo que sentíamos en la niñez cuando veíamos u oíamos las historias de aventuras, que nos transportaba a escenarios exóticos y que te hacía soñar, anhelar, ser la protagonista de esas aventuras.
      Gracias por pasarte
      Besos

  2. Samantha dice:

    Hola, Sonia!
    Y como molaba sentarse y disfrutar de esas películas. Yo también recuerdo con nostalgia esos sábados en los que a esas horas no había forma de despegarme de la tele.
    La palabra pánfila también aquí abajo se utiliza (de hecho mi padre la usa mucho), así que pienso que no es catalana. ¡Y a mí me pasaba igual! Jajaja, cuantas veces le gritaba a la prota de turno cuando se quedaba en una esquina mirando con el puño en la boca, jajajaja. Pero después lo pensaba y la perdonaba porque su educación, costumbres y mentalidad eran diferentes a las de ahora.
    Con Laura me probé con su anterior novela, pero a pesar que su narración me gustó, no conseguí conectar con la historia. Quizás fuera que con tantísimas buenas opiniones me esperaba otra cosa y llevaba el listón muy alto, o quizás fuera que no fue su momento, o simplemente que no era para mí. La cuestión es que probé un par de veces pero al final lo abandoné, aunque como digo, escribe muy bien. Con esta también le eché el ojo (con lo que me gustan las aventuras), pero estoy esperando que pase un poco de tiempo y ponerme con ella.
    Un beso guapísima, y que bien currada la entrada de hoy! 😉

    • SdelaRosa dice:

      Hola Samantha!
      Tienes razón que las heroínas se comportaban como se suponían, pero desde mi perspectiva de niña las veía como unas “figaflors”, unas “bledes” (están si que son expresiones totalmente catalanas y que son sinónimos de pánfilas. “Bledes” en castellano es acelga pero en catalán utilizamos la palabra como adjetivo también jajaja).
      Te entiendo a la perfección… tengo muchos libros del año pasado que me compré por las buenas reseñas (alguna tuya 😉 ) que preferí dejar pasar un poco eltiempo al ver que todo el mundo hablaba de ellos.
      Gracias por pasarte.
      Besos

  3. Lidia Cielos de Papel dice:

    ¡Qué buena introducción! Me encantaría como a ti que fuera la novela romántica del verano porque no merece menos. Yo no paro de recomendarla a diestro y siniestro. Y lo que me he reído con lo de la típica protagonista pánfila (yo conocía la expresión y soy del sur 😉 ) y sobre todo florero que no es capaz de desatarse el nudo ni aunque lo tenga fácil.
    Lo que me gusta de Laura es su capacidad de convertir los tópicos en algo nuevo, en ser capaz de darle frescura a cualquier cliché y hacerlo bonito, dejándote esa sensación de haber pasado un rato estupendo.
    Y los secundarios… Siempre me viene a la mente el diálogo en que los piratas se ponen a hablar sobre “la ironía” en mitad de la conversación o cuando se ponían en plan alcahueta. Me hicieron reír con ganas.
    Como siempre, la reseña completísima y tentadora. Gracias por traerla y seguir dando a conocer a Laura.
    PD: No olvides echar A contrarreloj en el bolso para tus vacaciones, te lo vas a pasar de miedo…
    Un besote.

    • SdelaRosa dice:

      Hola Lidia!
      Cómo me alegro que destaques la introducción!!!Las dudas que tuve con ella, me daba la sensación que me había quedado demasiado larga. Pero, la verdad, es que cada vez que la leía más me gustaba (modestia aparte), fui incapaz de borrarla jajaja me parecía que era algo muy mío…
      Lo que me hacía gracia es cuando Savage y Blackpool se ponían a discutir entre ellos y el protagonista se alejaba dejándolos por imposible. Siendo los dos más mayores que Blackhawk, parecía que fuera al revés. Estuve a punto de poner la escena en que Blackpool le reprochara al protagonista que fuera tan poco lisonjero, pero ya no me cabía más citas jajaja
      A contrareloj lo tengo reservado como oro en paño….
      Un beso

  4. Vero dice:

    Por lo que dices los protas ya me encantan, los secundarios merecen la pena y además de pirateo, jujuju, ya lo dije por Pinterest pero me tengo que poner con este libro, necesito quitarme lc de en medio y otras cosas para poder echarle el guante y poder saborearla como creo que se merece ^^

    Besinos.

    • SdelaRosa dice:

      Hola Vero!
      Saborear no sé si vas a poder hacerlo… es de las que una vez que empiezas ya no puedes parar. Llegas a las últimas páginas y te da pena que se haya terminado tan rápido 😉
      Seguro que te lo vas a pasar pipa con estos piratas
      Besos

  5. Sandra M. dice:

    Hola Sonia!!
    Pues estoy leyendo muy buenos comentarios sobre esta novela y ¡¡como resisitirse con esas fotos que has puesto si yo amo Piratas del Caribe!! 😉
    Lo tengo apuntado para comprar desde hace tiempo, aunque estoy participando en un par de concursos para ver si lo consigo en papel, si no, me lo compraré en Amazon con el próximo cheque que consiga 🙂
    Gracias por la reseña guapa!!
    Besos :33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *